CONOCIENDO UN POCO MÁS A LOS CARBOHIDRATOS



A los pobres carbohidratos parece que les hemos hecho la cruz. Algunos le huyen, otros piensan que son una droga, unos cuantos más, les temen. Pero la verdad de este macronutriente es que es no sólo importante para mantener una salud ideal, sino para poder lograr tus objetivos deportivos, sean los que sean.

Los carbohidratos o hidratos de carbono son uno de los compuestos más comunes en casi todos los alimentos. Su nombre viene de su composición: carbono, hidrogeno y oxígeno. Y si, están en cosas como la leche, en las frutas, vegetales y por supuesto, granos y vegetales. Su función principal es darnos energía y como nos explican en Everydayhealth, se pueden dividir en dos grupos básicos (y no en malos o buenos, como piensa mucha gente).

- Carbohidratos simples: son las azúcares básicas de rápida absorción que encuentras en leche, frutas o en forma de azúcar procesada en los dulces, galletas, queques, donas y todas esas cosas divinas que rondan.

- Carbohidratos complejos: que son los que encontramos en granos, legumbres y vegetales almidonados. Contienen moléculas de azúcar más grandes que tu cuerpo tarda más en usar. Ayudan a que el azúcar en sangre permanezca más estable y te dan más sensación de saciedad.

También los vegetales entran en el mundo de los carbohidratos. Pero su composición es baja en almidones y tienen más celulosa (la fibra vegetal) que no es absorbida en su totalidad por el tracto digestivo.

Pero sería muy injusto calificarlos solo como "buenos o malos". Todos pueden entrar en tu dieta, en su justa medida. Las frutas y leche, con carga de azúcar simple, también te proporcionan vitaminas y hasta proteína. Y si bien ninguna dieta debería estar basada en galletas o tortas, el que disfrutes de alguna de estas delicias de tanto en tanto, no hará daño en tus objetivos.

Entonces, ¿cuántos carbohidratos podría consumir? La respuesta claro que es más compleja que un número estándar para todo el mundo. En T-Nation recomiendan tomar en cuenta estos factores:

- Composición corporal: una persona con sobrepeso, que tenga poca formación muscular puede que necesite menos carbohidratos que una persona llena de músculos y poca grasa corporal. Las personas que tienen más músculo tienen mejor utilización de los nutrientes (carbohidratos) que quien tenga poca masa muscular.

- Intensidad de actividad: tus entrenamientos son determinantes en el cálculo de la cantidad de carbohidratos que tienes que consumir. Quienes practican actividades de alta intensidad necesitan glucosa para rendir durante las mismas. Y así quieras perder peso, se necesitan ciertas cantidades de este nutriente para rendir con facilidad. 

También hay que tomar en cuenta otros factores. Tu nivel de actividad diaria también influye. No es lo mismo una persona que entrena fuerte o a mediana intensidad pero no hace nada durante el día o tiene un trabajo muy sedentario, que una persona que tiene un trabajo muy forzado y físico durante largas jornadas. Y tu tamaño y peso también influye en la cantidad total de carbohidratos - y de cualquier otro macronutriente - que consumas.

Ahora, hay personas que haciendo dietas muy bajas en carbohidratos -como las cetogénicas, donde hay preponderancia de proteínas- y se sienten muy bien, más alertas y sin problemas digestivos. Pueden realizar actividades diarias, ejercicios y ver cambios en su cuerpo. Pero otras, se sienten débiles y sin energía. Lo importante es encontrar la alimentación que más se adecue a tu estilo de vida y a tus objetivos.


Clementina Ramos
Clementina Ramos

Autor