¡MITOS DEL MÚSCULO!

Todos los que practicamos deportes sabemos que el músculo es fundamental en el nuestro desarrollo corporal. Básicamente gracias a él es que podemos hacer muchas de las actividades a las que nos enfrentamos día a día y la verdad es que es parte del movimiento de aquel que tampoco hace deporte.

Pero que entendamos su importancia no nos deja exentos a tener dudas sobre este maravilloso órgano. Porque mitos sobre los músculos hay muchos. Aquí te contamos algunos para que despejes esas dudas y dejes los cuentos de terror sólo para las películas:

- El músculo se transforma en grasa/ la grasa se endurece. Este es un cuento ampliamente extendido que causa temor en aquellos que están perdiendo peso o son partícipes de un programa de ejercicio. Viene de la mano de otro cuento que reza "la grasa se endurece". La verdad es que partiendo desde la anatomía es imposible que esto pase. El músculo y la grasa son dos tejidos distintos. Uno, el tejido adiposo, es una manera que tiene nuestro cuerpo de acumular energía mientras que el músculo cumple funciones de movimiento, contracción y elongación. No sabemos quién inventó este mito pero si le pagan un dólar por cada vez que suena en un gimnasio, seguro es millonario. Esto hace que muchas personas se alejen del trabajo de pesas, por pensar que la grasa se les va a "endurecer" o que no quieran trabajar hipertrofia porque piensan que hay cierto efecto rebote si no hacen más ejercicio. En el primer caso, nunca se endurecerá. Lo que puede pasar es que formes músculo sin quemar la grasa que lo cubre y en el segundo, lo que pasa al dejar de hacer ejercicio es que la masa muscular se va perdiendo. Pero no se transforma en grasa.

- No quiero hacer pesas porque me da miedo ponerme "gigante". Hay muchas personas que juran que sólo levantar una pesa es suficiente para que sus músculos crezcan de manera desproporcional. Piensan que una mancuerna es igual a un cuerpo de fisicoculturista y nada más alejado de la realidad. Formar músculo, y que estos crezcan, es un proceso complicado y largo y no todo el mundo tiene la capacidad para que crezcan rápidamente. Además que esto pasa en conjunto con una dieta específica para ganancia de masa muscular (donde son muy usados justamente los mass gainers o ganadores de masa). 

- No me quiero poner cuadrada o "hombruna". Todavía existen mujeres que piensan que al levantar pesas y estimular el músculo, estos van a crecer de manera mágica y después de unas semanas, quedarán como  la versión femenina de Arnold Schwarzenegger (en sus años mozos). Al igual que el punto anterior, esto no pasa tan fácilmente. En el caso de las mujeres, nos cuesta mucho formar músculo  porque no tenemos la carga hormonal que nos ayuda a este proceso. Es decir, tenemos testosterona pero no la suficiente. Y muchas de esas atletas profesionales, además de una rigurosa dieta y entrenamientos muy bien diseñados, tienen ayudas externas (como el uso de esteroides) que como comenta Livestrong, si bien potencia el desarrollo muscular, puede traerle un buen número de reacciones secundarias adversas.

- Yo sólo hago ejercicio cardiovascular, no necesito proteína. Todos necesitamos proteína. Y cuando se practica algún deporte -sea el que sea- el nutrir tus músculos es fundamental (y por eso es tan útil las suplementación con batidos de whey protein). Las cantidades siempre van a variar dependiendo de tu esfuerzo, duración del ejercicio y por supuesto, tipo de cuerpo. Pero todos necesitamos proteína.


Clementina Ramos
Clementina Ramos

Autor