¡No existen excusas, tips para tu entrenamiento de invierno!

Cuando bajan las temperaturas, lo que nos provoca es quedarnos en casa, comer cosas ricas (y súper calóricas) y pensar sólo en un maratón: el que haremos en Netflix. Porque la verdad es que el invierno no es la época del año donde nos dan más ganas de entrenar. Hasta el atleta más entregado quiere acurrucarse un rato y echarse en el sofá.

Pero la verdad es que el frío no puede ser la excusa para que dejes tus entrenamientos de lado. Aquí en ANSI Nutrition te damos estos tips para que le venzas al infierno y gane la actividad física:

- Cambia de entrenamiento: si eres de los asiduos corredores, puede que pararte temprano o correr en la noche se haga más difícil. Pero al medio día las temperaturas suben (algo) o aprovechar la mitad de la tarde para seguir con tus entrenamientos. Pero si esto no es una opción, puedes pensar en entrenar en un gimnasio. De hecho, puedes agregarle más variación a tus entrenamientos utilizando los sistemas que tienen de entrenamiento pre establecidos, jugando con la inclinación y hasta haciendo intervalos tipo HIIT.

- Ten la ropa lista y vístete en capas: una cosa que nos cuesta es justamente quitarnos la ropa y ponernos la ropa de ejercicio. Suena básico pero la verdad es que es toda una tortura. Pero así como en la moda el secreto está en tener todo listo y vestirte en capas. Estas tienen que ser lo suficientemente cómodas para pelear el frío pero también que no sean muy pesadas y propicien que sudes mucho, porque e estar mojado a bajas temperaturas no es una buena idea.  Si eres los que entrenas a primera hora del día, ten tu ropa al lado de la cama. Lo principal es la capa base. Livestrong nos recuerda que tenemos que evitar el algodón porque absorbe mucho el sudor y esto te puede dar más frío. Lo mejor es buscar telas que tengan mezclas de lana, seda o sintéticas como las de polipropileno. 

- No dejes de moverte: claro, tú dirás que esta es la idea porque estamos hablando de entrenar, pero a lo que nos referimos es a ese movimiento al final de tus entrenamientos, es decir, los estiramientos. Si bien son parte esencial en cualquier rutina en cualquier época del año, Freeletics nos recuerda que son primordiales en invierno. Esto evitará que tus músculos se tensen al final de tus entrenamientos por el frío y puedas tener dolorosos espasmos, ya que por el clima frío te "enfriarás" más rápido.

- Usa un preworkout: si lo tuyo es la falta de ánimo y sientes que la fuerza se te escapa de las manos –literalmente- un buen preworkout puede darte ese empujón que necesitas cuando las temperaturas no están de tu lado. Energía pura en un scoop.

Sabemos que es difícil, pero no imposible. El proponerte seguir con tus entrenamientos en esta época del año necesita de tu esfuerzo, y claro, usar estos tips que estarán de tu lado.


Clementina Ramos
Clementina Ramos

Autor