¿Qué es la Creatina?

Si te haz acercado a tratar de entender algo sobre los suplementos deportivos, seguramente habrás escuchado de la creatina. Este suplemento que muchos sienten como casi mágico para el crecimiento muscular así como un de la lista de los "ni de broma" porque "te puede hacer aumentar de peso". Pero antes de caer en generalidades, lee aquí un poco sobre este producto y aparta los mitos de tu cabeza.

La creatina es un compuesto natural que se transforma en fosfato de creatina en el cuerpo, nos explica WebMd. Este compuesto  ayuda a la creación de Adenosin trifosfato (ATP) que da la energía para las contracciones musculares. El cuerpo crea la misma creatina y otra parte es obtenida por productos proteicos como la carne y el pescado. En 1970 se descubrió que suplementar con creatina podía aumentar el desempeño deportivo, aumentando la fuerza, la creación de músculo y la recuperación muscular. Esto se refería a ejercicios "explosivos" como levantar pesas o sprints. Lo que no se ha encontrado es evidencia científica de que la creatina ayude al desempeño aeróbico, como en carreras largas, trote o rutas de bicicleta.

Todo esto suena de lujo y por ello, es que se ha vuelto un suplemento tan popular. En Bodybuilding.com nos comentan de otros beneficios del uso de la creatina:

- Perfecto para el trabajo de alta intensidad: como lo mencionamos anteriormente, la creatina ayuda al cuerpo a realizar trabajo de alta intensidad. El fosfato de creatina le da combustible a las fibras musculares evitando la fatiga temprana.

- Ayuda a la recuperación: últimamente se ha hablado de la capacidad regeneradora de la creatina. En un estudio del 2004 se concluyo que la suplementación con creatina reducía el daño celular y la inflamación ligada al ejercicio, y además ayudaba a la recuperación.

- Ayuda con el volumen: y esta es una de las razones por las que tantos entusiastas del fitness la toman cuando quieren “crecer muscularmente”. La creatina tiene la propiedad de hacer que la fibra muscular se infle, produciendo una apariencia de músculos más llenos y ayuda a la síntesis proteica.

Ahora, alrededor de este súper suplemento también hay mitos que vale la pena mencionar (para justamente, desmitificar).

- La creatina te hace retener líquido y te aumenta de peso: esto más que un mito es un hecho pero se tiene que entender bien. Cuando se toma creatina se retiene cierta cantidad de líquido en la fibra muscular y por ende, hay un aumento de peso. Este líquido además de ayudar a aumentar el tamaño, se traduce en más peso en la balanza. De hecho puedes aumentar hasta un kilo a los días de tomar creatina. Pero este aumento NO es "grasa" acumulada y no es la retención de líquidos a la que le huímos cuando nos sentimos "hinchados" (como cuando comemos mucha comida chatarra, alta en sodio o bebemos alcohol).

- La creatina te hace aumentar en masa muscular: si bien hay un aumento en el volumen del músculo, la creatina no te hace por si sola, crecer la fibra muscular. Si no acompañas el suplemento con una dieta para aumento de masa muscular, el entrenamiento y el descanso adecuado, no vas a ver grandes cambios después que uses la creatina.

- La creatina te daña los riñones: la verdad es que no hay daño en el riñón cuando se toma creatina. Pero como cualquier suplemento, si tienes algún tipo de problema de salud, y en este caso renal, no lo recomendaríamos.

Como todos los suplementos, ellos no hacen magia por si solos si no los acompañas con una alimentación y entrenamiento dirigido a tus metas. Si no estás dispuesto a hacer cambios que te acerquen a ese camino, no hay pastilla mágica que lo haga por ti.


Clementina Ramos
Clementina Ramos

Autor